Cómo influirá la legalización de la marihuana en el lugar de trabajo

Son varios aspectos que deben ser tomados en consideración, en primer lugar, los empleadores deben actualizar sus políticas y procedimientos respectivos para incluir la prohibición del consumo de cannabis en el lugar de trabajo. Por ejemplo, los contratos de trabajo y las políticas de la compañía generalmente prohíben el abuso de sustancias en el trabajo, esto ahora debe incluir al cannabis.

seguidamente, y según la legislación sobre seguridad y salud en el trabajo en todo Canadá, los empleadores están obligados por ley a garantizar la seguridad de sus empleados en el lugar de trabajo. Debido a esto, los empleadores deben estar preparados para dedicar tiempo y dinero a capacitar a sus empleados sobre el consumo de cannabis en el lugar de trabajo e informarles de los cambios en los términos de su empleo en este ámbito. Además, los empleadores deben estar preparados para extender la capacitación a su personal gerencial y de supervisión para enseñarles cómo abordar los problemas de la pérdida de cannabis en el trabajo, cómo detectar dicha situación y los pasos apropiados que deben tomarse en respuesta a las preocupaciones planteadas.

Por último, el contenido que se estima es obligatorio en las políticas de empleo, requiere disposiciones para ajustes basados por ejemplo en cuando un empleado llama la atención de un empleador que necesita ayuda debido a una adicción o necesidad médica. Las adicciones a las drogas y al alcohol son típicamente consideradas discapacidades según la legislación de derechos humanos y, como tales, están protegidas de acciones discriminatorias por parte de empleadores y compañeros de trabajo. Por lo tanto, una adicción al cannabis probablemente se considerará una discapacidad. Los empleadores deben modificar sus políticas de empleo para incluir el cannabis, y deben estar preparados para dar cabida a un empleado o ponerse en riesgo de ser demandados.

Policías y procedimientos

Es importante tener en cuenta que un elemento estándar de las políticas de empleo, que abarca entornos diversificados, es que los empleados no pueden verse afectados mientras se encuentran en el trabajo y realizan las tareas inherentes.

En todo Canadá, la policía también está lidiando con el problema de las pruebas, pero es poco probable que las técnicas que se ponen a disposición de los agentes estén permitidas en el lugar de trabajo. Por lo cual, los empleadores deberán desarrollar sus propias técnicas y de esta manera evaluar el deterioro de sus empleados.

También es aconsejable que se cambie el enfoque de las pruebas de los niveles de deterioro, a una evaluación de la conducta de los empleados. Los empleadores deben familiarizarse con su personal y con los signos de comportamiento en el lugar de trabajo causados ​​por el consumo de cannabis. Sin embargo, esto plantea una gran cantidad de problemas con respecto a quién está autorizado y calificado para realizar estas evaluaciones diariamente.

Los empleadores también deberán establecer políticas que reconozcan el uso de cannabis medicinal, incluido el aceite de CBD (utilizado para tratar el dolor crónico), para garantizar que no discriminen a los empleados que se benefician de estos tratamientos.