Trabajo en equipo, una de las mejores ideas para trabajar en las organizaciones

Quizás escuchar hablar del trabajo en equipo, nos lleve a recordar esos momentos en los que hacíamos una oración a san judas para poder aprobar algún trabajo de la escuela que habíamos hecho en equipo pero que al juntarlo, posiblemente no era lo que esperábamos. En la actualidad, ya no se trata de tener fe, sino que el trabajo en equipo se ha conformado como parte de las organizaciones, en donde aún no se estila, entonces se presenta un trabajo desorganizado, un personal que cuenta con baja motivación y que además no tienen la capacidad de tomar en consideración los objetivos personales con el fin de alinearlos a los objetivos empresariales, lo que impide que se alcance un cumplimiento adecuado de los objetivos que se han planteado.

No solo se deben analizar los factores internos, si no que se deben evaluar los cambios externos y globales los cuales afectan a las organizaciones. Del mismo modo podemos encontrarnos con otros componentes que deben ser tomados en consideración a nivel interno, como pueden ser los valores, las ideas, las maneras de comunicarse, pero también de ejecutar las cosas, los cuales pueden llegar a convertirse en lazos de convivencia realmente complejos, ya que no todos los individuos se dedican a trabajar del mismo modo, y tampoco al mismo ritmo, lo que conlleva a que los objetivos no se logren, o quizás se lleven a cabo en tiempos distintos a los establecidos en el proceso de planeación. Del mismo modo se puede generar un desgaste en el personal cuyo origen es la desmotivación, acompañada de un bajo rendimiento en conjunto con altos índices de rotación de personal. Por lo que se aconseja identificar de manera bastante clara cuáles son las habilidades y capacidades con las que cuenta cada integrante a fin de poder sacar provecho de estas destrezas asignando las diversas tareas y labores dentro de determinado grupo de trabajo, para lograr la optimización del tiempo y de la productividad.

No se deben dejar a un lado los factores externos, los cuales causan una influencia directa debido a que la globalización ha determinado que las tendencias mundiales en la actualidad se encuentren en constante modificación, por tal motivo quienes trabajan como líderes deben encontrarse prestos a obtener proyecciones mucho más amplias para evitar que las empresas se afecten de forma negativa, y es justo aquí donde se hace evidente la importancia del trabajo en equipo lo que permite ser más productivos e innovadores.

Es importante destacar de donde surge la necesidad de realizar el trabajo en equipo, y es que por naturaleza el ser humano es un ser gregario, de lo que se puede extraer que permanentemente se encuentra buscando grupos a través de los cuales pueda referenciarse por diversos motivos, que pueden ser familiares, religiosos, sociales, políticos o simplemente por diversas empatías académicas o de otra índole. En lo que se refiere a las teorías administrativas, estas se han visto modificadas con el correr del tiempo, al punto en el que se han evaluado los diversos factores que logran influir en las organizaciones, entre las que se pueden encontrar propuestas como lo es la calidad total, las cuales comprenden cada uno de los aspectos que componen la organización pero siempre enfocados hacia la satisfacción del clientes.